YLENIA LORENZO
SANTA CRUZ DE TENERIFE
 El gran centro comercial que pretende construir el promotor Ambrosio Jiménez en Adeje “destruirá unos 4.000 puestos de trabajo en los comercios del municipio”, según el presidente de la Federación de Comercio de Tenerife (Fedeco), Luis de Miguel. Esta cifra significa que “muchas familias se quedarán en la calle” si el Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento dan luz verde al proyecto. El problema es que “hay grandes empresarios que tienen mucho poder”, lamentó De Miguel, que adelantó que la organización prepara un estudio para analizar las consecuencias de esta gran superficie en la Isla.
Jiménez ha pasado de tener una parcela de 32.135 metros cuadrados a una de 127.000 gracias a la recalificación que pretende llevar a cabo el Ayuntamiento de Adeje (con los votos a favor del PP y PSOE y con la oposición de CC). En un primer momento, en este espacio, como preveía el Plan General de Ordenación de Adeje, solo se podía levantar un parque de atracciones porque el suelo tiene una calificación de parque temático desde hace unas dos décadas.
El Consistorio, sin embargo, ha presentado en la Comisión de Ordenación del Territorio (Cotmac) una modificación puntual de su Plan General que supone cambiar el uso del territorio. Esta intención es lo que ha levantado el mayor revuelo, ya que “la legislación española no permite que por iniciativa de un empresario se recalifique una parcela”. “Aún no se sabe que va a decidir la Cotmac, pero si el Gobierno de Canarias da su visto bueno al proyecto será un desastre”, añadió De Miguel.
“Si no puedo calificar algo y lo vendo barato, y luego se lo recalifican a otra persona, que alguien me diga qué ocurre”, insinúa De Miguel respecto a la compra de la parcela que realizó Jiménez. Lo que Fedeco tiene claro es que el caso “terminará en los tribunales”. Según los datos que maneja la organización, por cada empleo que cree el gran centro comercial se perderán cuatro en las pymes.
Si esta superficie creara 5.000 puestos de trabajo, “como han anunciado”, acabaría con unos 20.000, pero Fedeco ha calculado que este espacio comercial solo empleará a unas 1.000 personas. Ante la “barbaridad” que supone la construcción en Adeje, la Federación “no va a permitir que la Cotmac haga algo en contra de los intereses de los canarios, porque se mueven cosas que no se entienden bien y llegará a los tribunales”, reiteró De Miguel.
Según el presidente de la organización, al “poder” que tienen algunos grandes empresarios hay que sumar la facilidad que da el Gobierno regional “para destruir el tejido empresarial, porque tampoco ha dado una partida para sacar adelante el sector”. “Si unes a un empresario con un político, de ahí sale un poder impresionante”. “Pero en Canarias nos conocemos todos y nadie va a borrar de mi mente lo que pueda pensar”, reprochó. “A ver si este empresario deja algo para los demás en Tenerife y Gran Canaria”, agregó.
De Miguel quiso dejar claro que no tiene nada contra el promotor, porque el culpable de que en el Archipiélago reinen las grandes superficies –con el 70% de la cuota de mercado– es el que “puede defender los intereses de los comerciantes de las Islas y no lo hace”. “Jiménez ha tenido carta blanca en el Ayuntamiento pero a ver si también la tiene en la Cotmac”. Recordó, además, que el Ayuntamiento ya ha invertido “mucho dinero” en un nuevo centro comercial “que no servirá para nada por esta posible competencia”, sentenció.

Noticia procedente de Laopinion.es