El conjunto de administraciones públicas acumula entre enero y junio del presente ejercicio
una deuda de 166 millones de euros con los autónomos de Canarias, según ATA-Canarias.
Esto supone el 3,4% de la cantidad pendiente de pago en el global del país, que asciende a
4.873 millones.
Estos datos, extraídos de una encuesta realizada por ATA entre sus afiliados, relegan a las
Islas a la undécima posición entre las autonomías cuyas pymes y autónomos soportan un
mayor montante por cobrar.
En lo que atañe al periodo medio de espera en ver saldadas las facturas por parte de los
Ejecutivos central y autonómico, empresas públicas, diputaciones, cabildos o
ayuntamientos, el Archipiélago sube al sexto lugar, con una media de 148 días frente a los
161 para el ámbito estatal. Según el estudio de la federación de autónomos, casi uno de
cada cuatro (23,6%) tarda más de un año en cobrar de las administraciones públicas y solo
el 11,8% lo hace antes de 90 días.
Incumplimiento
En esta línea, recuerda que esta situación incumple los preceptos de la Ley de Morosidad y
la futura directiva europea que fija en 30 días el plazo máximo para formalizar el pago a las
entidades públicas.
El presidente de ATA, Lorenzo Amor, sentenció que, “tras la inyección de liquidez y moral
que supuso el Plan de Pago a Proveedores, aprobado por el Gobierno central, la bola puede
volver a crecer demasiado y enquistarse de nuevo”.
Al respecto, esgrimió que “un país serio que quiere ganarse la credibilidad de los mercados,
los ciudadanos y el resto de Europa, no puede ser que tarden en pagar sus
administraciones públicas más de cinco meses