montorEl ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha anunciado que negociará con los gobiernos autonómicos “una nueva senda de déficit” en cuanto Eurostat confirme las cifras del Estado del año pasado y la Comisión Europea flexibilice el déficit para el país.

Así lo ha explicado ante el Congreso de los Diputados, en la sesión de control al Gobierno y ante una pregunta del socialista Francesc Vallès. El diputado le ha preguntado al ministro por esta posibilidad de relajar el objetivo de déficit para las autonomías este año, fijado en el 0,7%, después de acusar a Montoro de ejercer “un control inquisitorial” sobre las comunidades pero no haber controlado las cuentas del Estado.

“Se permite el lujo de hacer trampas al solitario. ¿Con qué legitimidad puede mantener esta presión asfixiante sobre las comunidades? Usted no cumple, pero pretende hacer cumplir”, ha criticado el diputado, quien ha censurado también que la actitud de Montoro le ha dado “la excusa perfecta” a la Generalitat de Cataluña “para que se atreva a insinuar una posible prórroga presupuestaria”.

El responsable de Hacienda ha iniciado su respuesta al diputado menospreciando “la categoría intelectual” de la pregunta. “Si el déficit está falseado, ¿qué vamos a flexibilizar?”, ha ironizado el ministro, que ha añadido que en cuanto Bruselas confirme el déficit que deberá cumplir España, Hacienda negociará con las comunidades autónomas.

La semana pasada, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ya avanzó que que el Gobierno español está en conversaciones con sus socios europeos para definir nuevos objetivos de déficit. “Tenemos que definir la senda de déficit público de los próximos años… El comisario Rehn (Olli, comisario de Asuntos Económicos y Monetarios) y ustedes mismos han puesto de manifiesto que es potencialmente posible una flexibilización de la senda, esa es la primera cuestión que tenemos que tener en la cabeza”, ha añadido.

Rehn ha repetido en más de una ocasión que está dispuesto a dar más tiempo para corregir el déficit excesivo siempre que se cumplan dos condiciones: que el país en cuestión haya realizado el ajuste estructural exigido en 2012, un requisito que España cumple según Bruselas, y que las perspectivas económicas hayan empeorado.

Sobre las alzas de impuestos
En la sesión de control al Gobierno de hoy, Montoro también ha asegurado que el Gobierno no subirá “ninguno de los impuestos principales” en lo que queda de legislatura.

En la sesión de control en el Congreso y a preguntas del diputado de CiU Josep Sánchez-Llibre sobre la política fiscal del Ejecutivo, Montoro aseguró que las subidas de impuestos del pasado fueron “el mal menor” porque así lo requería la situación del déficit público, y añadió que esta política ha funcionado porque ha aumentado la recaudación, se ha reducido el déficit estructural y se ha acortado la salida de la crisis.

Por el contrario, el titular de Hacienda afirmó que habrá “reducción selectiva” de algunos impuestos y, en este contexto, recordó que el próximo año se implantará el IVA de caja, lo que favorecerá la financiación de pymes y autónomos, quienes, según Montoro, van a sacar a España de la crisis.

El titular de Hacienda señaló a Sánchez-Llibre, que criticó esta importante subida de impuestos, que estas medidas eran “tan necesarias” que incluso CiU apoyó algunas de las subidas de impuestos aprobadas por el Gobierno, que también calificó de “dolorosas”. “Espero que apoye con mucho más fervor la nueva política tributaria (del Ejecutivo) para estimular la actividad económica”, añadió.

Por su parte, el diputado de CiU acusó a Montoro de haber sido el ministro de la democracia que más presión fiscal ha introducido en la economía española, subiendo tanto el IVA, como el IRPF y el Impuesto sobre Sociedades, y señaló que estas subidas impositivas ha reportado a la Hacienda Pública más de 40.000 millones de euros, incrementos que han perjudicado, en su opinión, a pensionistas, parados y clases medias.

Además, criticó que del total recaudado por las subidas fiscales, las comunidades autónomas “no va a recibir ni un euro” y, por ello, pidió al ministro que deje participar a los gobiernos regionales en estos ingresos adicionales.

Noticia procedente de Eleconomista.es