dinerosEl secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha propuesto al Gobierno que destine la mitad del dinero que anualmente recauda por la lucha contra el fraude fiscal a crear empleo, y ha exigido al presidente, Mariano Rajoy, que cambie de prioridades económicas tras quince meses de mandato en los que ha provocado una “pérdida colectiva de confianza” de los ciudadanos sobre sus “posibilidades para sacar el país adelante” al no haber conseguido “mejorar absolutamente ningún aspecto de la vida” ni de la economía.
Durante su primera intervención en el Debate sobre el estado de la Nación en el Congreso, Rubalcaba ha exigido a Rajoy, que cambie las prioridades de sus políticas económicas, y ha señalado que el objetivo debería ser, “en lugar de lograr el crecimiento para crear empleo, empezar creando empleo para estimular el crecimiento”.

Durante la réplica, el jefe del Ejecutivo ha criticado Rubalcaba por presentar “una especie de programa de Gobierno” y hablar de crecimiento, de créditos a las pymes, de subir ingresos, de proteger a los pensionistas, de fomentar la exportación y de crear impuestos a las grandes fortunas cuando el PSOE no hizo todo esto en el Gobierno. “Usted tiene historia”, ha reprochado Rajoy a Rubalcaba, tras cuestionar la credibilidad del líder de la oposición y comprender que no le gusten las medidas que está poniendo en marcha el Gobierno porque son “justo lo contrario” a lo que hizo el PSOE, de forma que dejan en “muy mal lugar” su paso por el Gobierno.

“Comprendo que no le parezca bien, pero no lo hacemos porque le parezca bien o no, sino porque es lo que le conviene a España”, ha dicho Rajoy, quien ha resaltado la necesidad de corregir las políticas del PSOE después de cómo dejó el sistema financiero, el déficit tarifario o de aprobar medidas que incluso llevaron a la quiebra de Paradores. “Si hiciéramos las mismas (políticas) este país tendría hoy un problema muchísimo mayor y, desde luego, si no hubiéramos hecho nada, que es lo que parece que algunos querían, la situación sería infinitamente peor”, ha señalado.

Aunque ha reconocido que las iniciativas que ha puesto el Gobierno en marcha no generan efectos en media hora porque “construir es mucho más complicado que destruir”, ha asegurado que el Gobierno está sentando las bases para la recuperación haciendo lo que ya hizo en el 1996.

Rubalcaba propone destinar la mitad de la recaudación por fraude fiscal al empleo

Rubalcaba, por su parte, se ha referido también al mercado laboral y ha propuesto que la mitad de los 10.000 millones de euros que el año pasado se recaudaron por lucha contra el fraude vayan “por ley, obligatoriamente”, a combatir el desempleo. Particularmente, ha mencionado la posibilidad de diseñar nuevas ayudas para las empresas que no despidan, o crear bonificaciones a quienes contraten nuevos trabajadores.

Además, parte de esos fondos también podrían servir para “proteger mejor a los parados” a través de una mejor dotación de la Renta Activa de Inserción o del Plan Prepara, así como para aumentar los recursos con los que contará el Plan de Empleo Juvenil. En este punto, Rubalcaba ha criticado que se destinen 800 millones de euros a ese nuevo programa “cuando hay quitado 4.000 millones” a las políticas activas de empleo en los dos últimos presupuestos.

“Tiene que rectificar y dar más dinero al Plan de Empleo”, ha insistido, añadiendo a renglón seguido que “para crear empleo hay que empezar por suspender los aspectos más dañinos de la reforma laboral y abrir el diálogo para acordar un nuevo marco laboral”, dado que el actual supone “una máquina de despidos fáciles y baratos”, ha acabado con la negociación colectiva y conlleva un “recorte de derechos” y mayor “indefensión” de los trabajadores, que están al albur del empresario. “Les han quitado el paraguas a los trabajadores cuando más llueve”, ha llegado a decir.

Así, el líder de los socialistas ha acusado al Gobierno ‘popular’ de haber “quebrado el consenso que ha sido la base de la paz social”. “Eso no es luchar contra la crisis, es ideología pura y dura. Es injusto y una gravísima equivocación para el futuro”, ha acusado., asegurando que tras quince meses de Ejecutivo del PP España está “empobrecida, indefensa y entristecida” y ha pronosticado que, de seguir así, el país que salga de la crisis será “más injusto, más pobre y más inhumano”.
De la misma forma, ha rechazado las críticas del líder de la oposición sobre la ruptura de la negociación colectiva cuando los trabajadores que cuentan con convenio se mantienen en el mismo nivel y actualmente se firman más convenios de empresa, mientras que se modernizan los acuerdos supraempresarial y se abandona la indexación de sueldos a la inflación, fórmulas que favorecen el empleo y la competitividad.

Por todo ello, Rubalcaba ha aconsejado a Rajoy que en lugar de buscar incrementar la competitividad a través de la devaluación salarial, trate de hacer reformas que redunden en la recuperación de la I+D y las exportaciones, así como para que el crédito llegue a las pymes y a los autónomos con un fondo de crédito, una reforma del ICO o el establecimiento de ayudas a los bancos en función del crédito que otorguen.

También ha pedido una reforma fiscal “profunda” que “equipare las rentas del trabajo y las del capital”, establecer un Impuesto para las Grandes Fortunas, revisar la tributación del ahorro y revisar “en profundidad” el Impuesto de Sociedades, empezando por el régimen que se aplica a las sociedades patrimoniales. “Que nosotros no la hiciéramos no justifica que no se haga”, ha dicho.

No obstante, ha recordado que también Europa tiene que adoptar medidas como “flexibilizar el déficit, porque si no va a ahogar” a países como España, así como estimular la economía desde el Banco Central Europeo (BCE), convertir el MEDE en un Tesoro europeo o aumentar el presupuesto comunitario.

“Son tareas urgentes que no puede hacer ni un Gobierno ni un partido. Son tareas de todos, compartidas. La experiencia demuestra que en España, cuando hemos tenido que abordar tareas como éstas, las hemos compartido. Ahora estamos en una situación de emergencia nacional. ¿Por qué no intentar un acuerdo ambicioso, a nivel nacional, por el empleo y la cohesión social, capaz de sumar todas las voluntades tras esos objetivos? ¿Por qué no hacerlo si lo piden los españoles, si todos coincidimos en que es justamente lo que necesita España?”, ha cerrado su discurso el líder del PSOE

Noticia procedente de nuevatribuna.es