Canarias ha perdido un total de 482 trabajadores del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) entre enero y octubre de este año, lo que supone que diariamente se produzcan 66 altas contra 67 bajas de autónomos en el archipiélago.

Así, en los diez primeros meses de 2012 se dieron de alta en el RETA un total de 19.816 autónomos en Canarias, lo que supone un aumento del 5,7 por ciento con respecto al mismo período del año pasado; sin embargo, las bajas en este mismo periodo se situaron en 20.298, lo que implica un incremento con respecto a 2001 de un 10,3 por ciento más.

En cuanto a provincias, las altas de afiliados al RETA han aumentado en mayor medida en Las Palmas donde se registraron 816 nuevas altas en los diez primeros meses del año, lo que supone un 8,7 por ciento más que en el mismo periodo del 2011, según informó la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) en un comunicado.

En el caso de la provincia de Santa Cruz de Tenerife también se incrementó el número de altas, comparado con el mismo periodo de 2011, pero por debajo de la media canaria y de la media nacional, ya que creció un 2,7 por ciento las altas (+254 emprendedores) desde que comenzó el año.

Respecto a las bajas, en la provincia de Santa Cruz Tenerife se perdieron 1.337 trabajadores por cuenta propia, lo que supone un 15,2 por ciento más de bajas registradas; en Las Palmas también aumentaron las bajas y lo hicieron en un 5,7 por ciento, con 551 autónomos menos.

ATA ha mostrado su preocupación ante estos datos porque, matizó, que el “importante incremento de altas, no ha sido suficiente para frenar la sangría de bajas”. Para el presidente de ATA, Juan Carlos Arricivita, “no sólo hay que apoyar a quien emprende sino también articular medidas que creen un entorno favorable para que los autónomos puedan realizar su actividad y no sigan aumentando el numero de bajas”.