Utilizar el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) para sustituir al improrrogable Plan de Pago a Proveedores. Ésa es la razón por la que el Gobierno decide ampliar en 5.000 millones de euros, de 18.000 millones a 23.000 millones de euros, la dotación del llamado fondo de rescate para las comunidades autónomas.

Los responsables de Economía y de Hacienda están decididos a erradicar los impagos de las deudas de las Administraciones Públicas con las pequeñas y medianas empresas y los trabajadores autónomos. Una morosidad que, afirman, “está en el origen de muchos cierres empresariales y destrucción de empleo”.

“Hay que acabar con la morosidad en España en las Administraciones Públicas”, afirmaba con rotundidad el ministro Cristóbal Montoro durante la entrega de los premios de ATA. Y para ello, y como el propio ministro ya había anunciado que el Plan de Pago a Proveedores era “único e improrrogable”, la alternativa que ha encontrado el Gobierno ha sido la aumentar la dotación del FLA a 23.000 millones para 2013.

Una ampliación que se ha introducido mediante enmienda del Grupo Popular en el Senado a la Ley de Presupuestos. Tendrá carácter de crédito ampliable, por lo que sus recursos aumentarán automáticamente si la dotación inicial se consume antes de que finalice el año.

Además de proceder a la ampliación de los recursos económicos, el Gobierno ha decidido también cambiar las prioridades a las que las comunidades autónomas deberán dedicar las ayudas del rescate del Estado. A este respecto, responsables de la equipo económico del Gabinete han confirmado a elEconomista que para “el año próximo la prioridad será el pago a proveedores y al tercer sector”, fundamentalmente las ayudas a la dependencia o a la incapacidad.

El vencimiento de los intereses de la deuda, que hasta hoy había sido el destino al que las autonomías habían dedicado el rescate del Gobierno, quedará ahora relegado a los dos objetivos anteriores. En el caso de la morosidad, los últimos datos que maneja el Ejecutivo de Rajoy muestran cómo el endeudamiento de las comunidades autónomas y de los ayuntamientos con sus proveedores había aumentado en más de 10.000 millones de euros entre enero y septiembre de este año. Un crecimiento que se produce a pesar que el Plan de Pago a Proveedores del Gobierno había desembolsado 27.000 millones para cubrir las facturas pendientes hasta el 31 de diciembre de 2011.

Impagos a la discapacidad
Respecto al llamado tercer sector, el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), ha cifrado en más de 300 millones el importe de la deuda que las administraciones autonómicas y locales mantiene con las organizaciones sociales de la discapacidad, lo que “ha causado una asfixia total al sector”, en palabras del presidente del esta organización, Luis Cayo.

La normativa que regula el Fondo de Liquidez Autonómico ya contemplaba la posibilidad de que este mecanismo de rescate se ampliara más allá de 2012, año en que hasta el pasado 12 de noviembre, son nueve las comunidades autónomas, que consumirán que han solicitado su adhesión al Fondo. Se trata de Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia, Andalucía, Castilla-LaMancha, Canarias, Asturias, Baleares y Cantabria.

Con estas comunidades el Gobierno ha comprometido 17.837 millones de los 18.000 millones con que se dotó inicialmente el FLA, que tiene en el próximo lunes, 3 de diciembre, la fecha límite para que alguna otra comunidad pueda solicitar todavía acogerse al rescate.

Recordar que el anuncio de la prórroga del FLA se produjo sólo unos días después de que el conseller de Economía de la Generalitat de Cataluña, Andreu Mas-Colell, emplazara al Gobierno de Mariano Rajoy a que, mas allá del Fondo para el ejercicio en curso habilitara en 2013 un mecanismo estable de acceso a la liquidez para las comunidades autónomas.

Lea la noticia completa en la edición en PDF de elEconomista.