Efe.  Sevilla.

El Gobierno estudia instrumentos legales para poder detraer a las comunidades y a los ayuntamientos morosos recursos de su participación en los ingresos del Estado con el fin de que “ninguna administración se financie a costa de no pagar a los proveedores, ni siquiera temporalmente o para ganar un año”.

Esta será una de las reformas que acometerá el Ejecutivo central en los primeros meses de 2013, ha avanzado hoy el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, quien ha recogido en Sevilla el I Premio de Impulso del Autónomo por el Plan de Pago de Proveedores, y que ha sido otorgado por el grupo andaluz de comunicación Joly y por la Federación de Autónomos ATA.

Montoro ha apostado por que todas las administraciones “cumplan estrictamente la ley de morosidad” y para ello su departamento está trabajando en un instrumento legal por el que un proveedor se pueda dirigir al Ministerio de forma directa para que éste arbitre la forma de pago de la deuda contraída por alguna administración.

En ese caso, el Ministerio podría detraer a la administración morosa recursos de la participación de las comunidades autónomos o de los ayuntamientos en los ingresos del Estado.

“Vamos a acabar con la práctica de que las administraciones se financien a costa de los proveedores”, ha zanjado el ministro, quien ha alegado que la morosidad pública está interrumpiendo el “circuito económico” y pone en duda la fiabilidad de las administraciones.

Por tanto, a partir de este año “no será voluntario financiarse a costa de los proveedores”, ha apostillado Montoro, quien ha insistido en que “no se debe escuchar una voz que diga a mi me debe este ayuntamiento o esta administración porque el daño que se hace a la imagen de España es incalculable”.

Ha asegurado que será posible poner en marcha un instrumento legal que permita esto, al igual que hizo el Gobierno con el plan de pago a los proveedores y que ha demostrado la “extraordinaria y enorme eficiencia de la administración”, ha resaltado.

También se ha referido al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) como mecanismo que ha permitido otorgar liquidez a las comunidades autónomas para hacer frente a los vencimientos de deuda y al pago a proveedores.

En el mismo acto el presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha agradecido al ministro el plan de pago a proveedores, que ha calificado como la “medida más importante que se ha impulsado en favor de los autónomos en la última década” en España.

No obstante, ha señalado que “no se puede bajar la guardia” porque uno de cada cinco autónomos que cierra es por culpa de la morosidad pública, por lo que ha exigido que se cumplan los plazos de pago recogidos en la ley de morosidad y que, por tanto, se pague en treinta días a los proveedores.

El presidente del grupo Joyl, José Joly, ha indicado que el Premio al Impulso del Autónomo nace con la finalidad de dar visibilidad a un colectivo muy numeroso y forma parte del compromiso de acción social de este grupo de comunicación andaluz.