Cuando se quiere, se pueden hacer las cosas, aunque hay que pensar en todos y no en unos cuantos,¿ que pasa con los que no son emprendedores y que intentan actualizarse?, los que llevan mucho tiempo con solicitudes y pidiéndoles un documento tras otro, en lugar de pedir todos los documentos juntos, se hacen gota a gota, no se sabe conque motivo.  Esperemos que también el resto de los municipios tomen conciencia y empiecen a hacer las cosas como se deben, agilizar los tramites y dar soluciones y no trabas, para que se puedan, por una parte abrir nuevas empresas y por otra mantener las que hay, sin que se siga perdiendo ni un puesto de trabajo.

El alcalde se compromete a que, a finales del próximo mes de octubre o principios de noviembre, el consistorio aplique la directiva Bolkestein, de la UE, por la que se permite a los emprendedores disponer del permiso de apertura en solo tres jornadas, siendo verificado luego por técnicos locales en unos 3 o 4 meses.

ÁLVARO MORALES, S/C Tfe.

La agilización administrativa que ha presentado el nuevo gobierno capitalino como una de sus banderas para este mandato comienza a tomar cuerpo. A la recientemente esbozada y anunciada simplificación burocrática para que los vecinos cuenten con la cédula de habitabilidad de sus nuevas viviendas en escasos tres días se une ahora una iniciativa similar pero, ni más ni menos, para que las empresas de nuevo cuño puedan disfrutar de la licencia o permiso de apertura en ese mismo plazo.

Así lo desvela, en declaraciones a EL DÍA, el alcalde de Santa Cruz, el nacionalista José Manuel Bermúdez, justo en el momento en que se cumplen sus 100 primeros días al frente del consistorio, tras su pacto con el PSC. Un periodo de gracia en el que, con lecturas variopintas entre la oposición, por lo acordado entre los socios de gobierno, las medidas adoptadas y las anunciadas hasta ahora, algo se ha movido y girado a escala política en la capital de la Isla.

El anuncio de Bermúdez sobre esta agilización radical a la hora de disponer de licencias para nuevas pymes viene a cumplir la directiva Bolkestein, de la Unión Europea, aprobada definitivamente por el Parlamento comunitario en diciembre de 2006, no sin polémica previa, y que se aplica ya en numerosas ciudades europeas.

Una iniciativa que Santa Cruz no había secundado y que, según Bermúdez, servirá como acicate y atractivo para que las personas que tengan intención de invertir en un nuevo negocio en la capital se vean más incentivadas y motivadas a lanzarse a esa aventura económica, algo clave, sobre todo, en la etapa de profunda crisis que se vive, con un altísimo desempleo.

Una vez que se presente el proyecto de esa nueva sociedad, avalado por informes de arquitecto, aparejador y demás técnicos, el ayuntamiento se compromete a dar el sí a la propuesta, entregar la licencia y que el empresario de turno pueda abrir su nuevo negocio en solo tres días. Luego, pasados unos tres o cuatro meses, y según las previsiones del máximo mandatario, los técnicos municipales comprobarán si la licencia solicitada y otorgada se ajusta con la actividad, características del local, productos a vender, servicios a prestar y otras cuestiones propuestas en el proyecto inicial del emprendedor.

De ser así, los funcionarios se limitarán a ratificar el permiso. Si detectan incumplimientos, se requerirá al empresario que corrija lo que no se ajusta al proyecto original, para lo que se le dará un plazo determinado. Cumplido ese tiempo, y de no ser corregido adecuadamente, se abrirá un expediente sancionador al emprendedor por incumplimiento de la normativa, de su declaración de responsabilidad presentada al comienzo del proceso y de su propia licencia municipal.

Picaresca y sanciones

Bermúdez no teme que este procedimiento aumente la picaresca por negocios que abran, incumplan claramente las condiciones de su permiso y, luego, con la inversión ya totalmente amortizada y amplios beneficios, no les importe a sus promotores que se les derogue la licencia y se les cierre. Según recalca, en casos así, los empresarios responsables, arquitectos, aparejadores y demás participantes en el proyecto presentado se expondrán a sanciones suficientemente cuantiosas como para que sirvan como elemento disuasorio.

De esta forma, además, se impide la competencia desleal y se rearma la condición fiscalizadora del ayuntamiento.

El alcalde se muestra convencido de que la aplicación de esta directiva europea servirá para reforzar la reactivación económica a la que aspira el nuevo gobierno. “Se facilita la inversión y se da mayor seguridad jurídica”, afirma, si bien no está en condiciones de cuantificar aproximadamente el número de empresas que podrían crearse a corto y medio plazo gracias a esta medida.

“Lo que queremos es ofrecer el mayor número de facilidades posibles para la creación de nuevas empresas y simplificar al máximo las trabas o pasos administrativos. Ya lo hemos hecho con las cédulas de habitabilidad para los vecinos, que antes tardaban hasta más de cinco meses, y ahora queremos extender estas iniciativas al sector empresarial”, resalta Bermúdez.

El alcalde insiste en su mensaje de optimismo y reimpulso en múltiples ámbitos tras la constitución de la nueva corporación. “Santa Cruz ya no está muerta; todo va a cambiar y ya lo está haciendo. Un gran ejemplo es la feria de saldos (que se celebra hoy) en el centro de la ciudad, iniciativa que se va a exportar al resto de barrios y núcleos”.

El máximo mandatario se muestra satisfecho por cómo están transcurriendo los primeros meses del mandato, la coordinación y funcionamiento de las distintas áreas, el pacto con los socialistas y el ritmo de trabajo y próximos anuncios sobre diversas medidas en pro de una nueva etapa para la ciudad que contrarreste la crisis económica y el paro existentes.

OTRAS CLAVES

“Días en Blanco” con continuidad

El alcalde anuncia también que la Sociedad de Desarrollo, que gestiona Julio Pérez, trabaja en la elaboración y puesta en funcionamiento paulatina de un Plan de Dinamización Comercial que intentará hacer mucho más atractiva la estancia en la capital durante los fines de semana. “Santa Cruz, como capital de Canarias que es, ha de tener un plan así”, subraya. Una iniciativa que se prepara con las entidades comerciales y que hará que las tardes de los sábados y los domingos hasta la noche oferten en las calles, avenidas y zonas comerciales claves, múltiples actividades de ocio, culturales, deportivas y de otro tipo para incentivar las compras. “Queremos empezar poco a poco, hacer una intensa campaña Navideña y de Carnavales y que, a mediados de 2012, se haga todos los fines de semana”. Según recalca, no se trata de una “Noche en Blanco” como la de La Laguna, sino de que haya “muchos días en blanco”.