GuindosEl ministro de Economía español, Luis de Guindos, ha minimizado el alcance del informe publicado hoy por la Comisión Europea y el BCE, en el que ambos organismos recomiendan a España aumentar la recaudación por IVA, culminar la reforma del sistema de pensiones y crear un impuesto ecológico.
“¿Que la Comisión dice que hay margen [para subir el impuesto a los combustibles]? Muy bien. Eso no quiere decir que el Gobierno vaya a subir el impuesto a las gasolinas”, ha asegurado De Guindos en la rueda de prensa posterior a la reunión del Ecofin (ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea).
Preguntado posteriormente si esta postura del Gobierno es extrapolable a otras recomendaciones como la de limitar el número de productos a los que se aplica el IVA reducido, De Guindos ha sido tajante: “Por supuesto”.
El ministro ha asegurado que esta petición de la UE “está en un párrafo del informe” en el que se valora positivamente la subida del IVA realizada el año pasado.
Planes para 2013, 2014 y 2015
De Guindos ha asegurado que en cuanto a ajustes fiscales para 2013, “España no se plantea absolutamente nada” y que para 2014 y 2015 habrá que esperar a que el Gobierno presente su plan presupuestario pluiranual el próximo mes de abril.
En cualquier caso, ha recordado el “compromiso” del Ejecutivo para reducir el déficit y, a su vez, revertir las subidas de impuestos aplicadas desde el inicio de la legislatura (como la subida temporal del IRPF para 2012 y 2013).
Prórroga de los objetivos de déficit
El Gobierno también está pendiente de la probable prórroga por parte de Bruselas para situar el déficit por debajo del 3%. La Comisión “ha dicho que es potencialmente posible una flexibilización de la senda”, ha afirmado De Guindos, que ha recordado que la senda de ajuste fiscal debe ser “realizable, creíble y no tener impacto en el crecimiento económico”.
A este respecto, el ministro se ha mostrado convencido de que se alcanzará un acuerdo con Bruselas en materia de reducción del déficit público que será “razonable” para España.
En estos momentos, según el plan actual, el déficit debería caer al 2,8% en 2014, pero las previsiones de la Comisión Europea lo sitúan en el 7,2%. Según ha asegurado el comisario de asuntos económicos Olli Rehn en varias ocasiones, los países que hagan esfuerzos estructurales y sufran una caída impresvista del PIB podrían beneficiarse de estas prórrogas. España se incluiría en ese grupo de países.
De Guindos se ha negado a entrar al debate sobre si España necesitaría una extensión de los objetivos de uno o de dos años. No obstante, el ministro ha asegurado que se está produciendo un “cambio de retórica” en el seno de la UE sobre el debate entre austeridad y crecimiento: “Los cambios de retórica son complejos y deben ser sutiles. Y yo los estoy precibiendo. Hay una adaptación de la política fiscal” al difícil entorno económico.

Noticia procedente de Expansión.com