autoAutoempleo para combatir la crisis. Por primera vez desde el inicio de la depresión económica el número de autónomos afiliados a la Seguridad Social ha aumentado. En los primeros nueve meses del año, el autoempleo se ha confirmado como una alternativa fundamental para salir del desempleo y la opción que cada día adoptan un mayor número de personas. Ésta es la tendencia de todo el país, y Andalucía y Sevilla no van a la zaga. En la capital andaluza, el incremento de las afiliaciones en el régimen especial de trabajadores autónomos ha aumentado un 23% en lo que va de año, según los datos facilitados por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

Entre enero y septiembre se han sumado 19.317 altas, 3.631 más que en todo 2012, año que se cerró con 15.686. Las bajas durante el mismo periodo también han aumentado en 1.811. Se han computado en los tres primeros trimestres del año 29.385, un 10,3% más que en 2012.

A pesar del incremento de las afiliaciones que se está produciendo en los últimos meses, la evolución global del año ha caído una décima con respecto a diciembre de 2012, aunque el descenso se ha atenuado de manera considerable. El pasado año se cerró en Sevilla con 96.069 autónomos registrados. Durante el pasado mes de septiembre había 96.001: 68 menos. En Andalucía se ha producido un incremento del 1,6% y en España del 0,4%.

La evolución intermensual, entre agosto y septiembre, confirma el repunte en la afiliación de autónomos en la provincia de Sevilla, donde se sumaron 487 nuevas altas, una cifra que supuso un incremento del 0,5%.

Según el género, el 66,87% de los afiliados al régimen especial de los trabajadores autónomos en Sevilla son varones: 64.200. El resto, 31.801 (33,13%), son mujeres. En ambos casos se ha producido un descenso del 0,1% durante los últimos nueve meses del año.

La evolución por sectores muestra cómo son las profesiones que más se han visto castigadas por la crisis las que han derivado a gran parte de los profesionales a buscar una salida en el autoempleo. El sector que más ha incrementado su cuota en lo que va de año es el de la información y la comunicación. En diciembre de 2012 contaba con 1.340 afiliaciones. El pasado mes de septiembre se sumaron 75 más, un incremento del 5,6%. En segundo lugar se sitúan las actividades profesionales, científicas y técnicas, que han cerrado el mes de septiembre con 6.669 trabajadores, un 3,6% más que el pasado año. Con la tercera mayor subida, un 2,3%, se encuentran las actividades sanitarias, que cerraron el tercer trimestre con 3.543 afiliados. Del análisis de los datos se desprenden dos datos importantes. El sector con más peso entre los trabajadores autónomos, que es el comercio, ha roto la sangría y ha experimentado un avance en las afiliaciones del 0,2%, sumando 31.343 hasta septiembre. Algo similar ha sucedido en la hostelería, donde el incremento ha sido del 0,4%. Otro sectores que han sumado trabajadores han sido la agricultura (1,3%), las actividades financieras y de seguros (1,6%), las actividades inmobiliarias (1,4%), y las actividades artísticas y de entretenimiento (1,2%).

En el lado opuesto se sitúan los sectores que han experimentado una pérdida de afiliados. La educación ha sufrido la mayor caída: un 3,8%.Otras profesiones que han perdido trabajadores autónomos hasta el mes de septiembre han sido la industria (-2,2%), las del transporte (-1,8%) y las administrativas (-2%).

El vicepresidente de ATA, Rafael Amor, explica que en el futuro de España va a ser más fácil crear un puesto de trabajo que encontrarlo, por lo que reivindica la figura del autónomo: “Hay que convencer de su importancia. Son los autónomos los que pueden sacar el país adelante. El Gobierno debe ser consciente de que todo lo que se invierte en los autónomos se revierte con creces a la sociedad”.

Será éste el primer año desde que arrancó la crisis que terminará con ganancia de autónomos en términos netos. Andalucía es, tras Baleares, la segunda comunidad de España en número, aunque hay muchos retos que afrontar todavía, como el acceso al crédito o la morosidad. El periodo medio de pago de las administraciones es de 153 días, mucho más de lo que marca la ley. La deuda de las administraciones con los autónomos de Andalucía asciende a 703 millones de euros, de los que 158,9 corresponden a Sevilla: “Uno de cada cinco autónomos que ha tenido que dejar su actividad ha sido por la morosidad pública. Nos parece cuanto menos lamentable”.

La Ley de Emprendedores la toman como un buen punto de partida con aspectos positivos, aunque urgen a trabajar en otros aspectos: “Además de ofrecer financiación a los nuevos emprendedores, habría que fomentar el crédito, incentivar el consumo y combatir la economía sumergida y los trabajos encubiertos. Cada vez pagamos más impuestos (IVA, electricidad, gasolina) y hay que evitar la morosidad”.

Noticia procedente de Diariodesevilla.es