empreasEl número de empresas y particulares que se declararon en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) en 2012 aumentó más de un 6% (6,13%) en 2012 respecto al año anterior, al alcanzar los 8.726 procedimientos en todo el año (en todo 2011 se registraron 8.222), según los datos provisionales publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE). (Ver documento en pdf.)

El número de insolvencias declaradas en el cuarto trimestre fue de 2.584, el más alto registrado nunca en un solo trimestre, con lo que se supera el anterior máximo, marcado en el segundo trimestre del año pasado. Además, esa cantidad es un 57% mayor al del trimestre anterior. “Esta variación es la más elevada de los últimos cinco años”, explica el INE en su nota.

Además, en el acumulado del año, se registró un incremento del 27% en el número de insolvencias declaradas en enero y las que había en diciembre.

Casi un 40% más que en el último trimestre de 2011
Si se compara con los concursos de acreedores declarados entre octubre y diciembre de 2011, el incremento es también significativo: un 39,4%.

De esos procedimientos concursales del último tramo del año, 2.444 fueron voluntarios (un 39,7% más que en el cuarto trimestre de 2011) y 140 necesarios (un 34,6% más).

De los 2.584 deudores concursados en el cuarto trimestre, 2.349 son empresas (personas físicas con actividad empresarial y personas jurídicas), un 42% más de las registradas en este grupo en el mismo período de 2011. El 77,0% de esas empresas concursadas (1.809) fueron sociedades de responsabilidad limitada.

Solo 235 de las insolvencias correspondieron a personas físicas sin actividad empresarial, un 15% más que en el último tramo de 2011.

Fuerte erosión de las pymes
Los datos revelan la enorme erosión sufrida al final del año por las pequeñas empresas: 1.649 empresas, el 70,2% de las concursadas en el último trimestre del año se encuentra en el tramo más bajo de volumen de negocio (hasta dos millones de euros).

El impacto entre las pymes y los autónomos también se observa a través del número de asalariados que tenían las empresas concursadas: el 75,5% del total eran de menos de 20. Y, entre éstas, el 11,8% tiene cero asalariados.

Además, más del 87% no pertenece a ningún grupo empresarial y, del restante 13%, un 12,3% de las empresas pertenecen a un grupo español y un 0,6% a un grupo bajo control extranjero.

El 28,8% de las empresas que declararon su insolvencia al final del año tienen como actividad económica principal la construcción, según destacad el Instituto Nacional de Estadística. Otro 19,4% pertenecían al sector del comercio y el 18,7%, al de industria y energía.

Si se analiza por la clase de procedimiento, los concursos de acreedores ordinarios aumentaron un 294,5% y los abreviados, un 14,9%.

Cataluña, Valencia y Madrid, a la cabeza
Por área geográfica, Cataluña (561), Comunidad Valenciana (412), Comunidad de Madrid (370) y Andalucía (258) concentran el 61,9% del total de los deudores concursados en el cuarto trimestre de 2012.

La Rioja (con 17) es la autonomía con menor número de deudores concursados.

Al comparar los datos de los últimos trimestres de 2011 y 2012, se comprueba que solo Baleares vio disminuir el número de concursos de acreedores (-9%).

En el extremo opuesto, Asturias registró la tasa de variación anual más alta (191,3%): ha pasado de 23 procedimientos concursales en el cuarto trimestre de 2011 a 67 en el mismo período de 2012.

Además de Asturias, otras nueve autonomías han registrado variaciones superiores a la media nacional: Navarra (81%), Canarias (71,2%), Madrid (67,4%), Cantabria (66,7%), Comunidad Valenciana (52%), País Vasco (47,9%), Castilla-La Mancha (43,8%), Cataluña (41,3%)y Castilla y León (39,7%).

Noticia procedente de rtve.es