A consumer with a dollar symbol in his cartEl Gobierno estudia ampliar la “licencia exprés” a autoservicios de hasta 500 metros cuadrados, lo que permitirá abrir bajo este procedimiento a la mayoría de cadenas de distribución, como Día, Carrefour Express, Opencor o Supercor. La información, adelantada por Cinco Días el pasado 16 de abril, apunta a que también podrán beneficiarse de esta ampliación las tiendas de repuestos de coches, muebles o electrodomésticos.
El 25 de mayo de 2012 entró en vigor un decreto de medidas liberalizadoras del comercio, en el que la principal novedad era la creación de una licencia exprés para establecimientos comerciales de menos de 300 metros cuadrados. A través de este mecanismo, un gran número de pequeños y medianas empresas (carnicerías, panaderías, tiendas de ropa, peluquerías o autoservicios de alimentación o bebidas) quedaría liberada de los pesados trámites burocráticos para abrir un negocio, ya que con una declaración responsable y el pago de las tasas podría proceder a iniciar la actividad. El Ejecutivo se comprometió a revisar el sistema un año después ampliando los umbrales de superficie y el número de sectores afectados.
Por lo que respecta a los concesionarios de coches, que ya podían acogerse a la licencia exprés, también se verán beneficiados, porque la limitación de 300 metros cuadrados hace “prácticamente imposible” aplicar la medida en unos establecimientos que necesitan una gran superficie. El secretario general de la patronal Faconauto, Blas Vives, señaló a Efe que los concesionarios más pequeños podrán acogerse ahora a este tipo de licencia y se han mostrado satisfechos de que el Gobierno haya iniciado la senda de ampliar la superficie máxima.
En paralelo, el Ejecutivo trabaja en el desarrollo de un régimen sancionador específico, que en los casos más graves puede implicar el cierre del establecimiento, con el fin de que las facilidades para la apertura de determinados negocios no pongan en riesgo la seguridad de las instalaciones comerciales. “Tenemos las promesa de que van a ser muy estrictos a la hora de aplicar el régimen sancionador”, apuntaron fuentes empresariales, que confiaron en que el reglamento que se desarrolle al efecto sea “contundente” a la hora de multar al infractor y que la administración sea “rigurosa y estricta” a la hora de inspeccionar.
La noticia no ha sentado bien entre el pequeño y mediano comercio, que alerta de que esta flexibilización puede ser un coladero para la gran distribución. “El 99,9% de los autónomos que optan por abrir un comercio no requieren un local de más de 300 metros cuadrados. Puede provocarse un coladero y que la medida finalmente solo favorezca a las grandes empresas”, recalca Manuel García-Izquierdo, presidente de la Confederación Española de Comercio, que agrupa a cerca de medio millón de establecimientos.

Noticia procedente de cincodias.com