emprendeLas actividades científicas y sanitarias son dos de los sectores donde se registran nuevas altas

Iballa Socorro María del Mar Bahamonde, de 23 años, y Diego Delgado, de 28, son dueños de una ludoteca en la que trabajan desde hace un año y medio. Tras dedicarse durante un tiempo a colaborar de manera altruista con los scouts, y llegar incluso a crear una asociación cultural, ambos vieron una oportunidad laboral en lo que hasta entonces era una afición. La falta de salidas en el mercado laboral tampoco les permitió plantearse una alternativa profesional diferente a la de hacerse autónomos en un sector que medianamente conocían.

Como ellos, cientos de canarios han optado por el autoempleo como vía para conseguir ingresos en esta época de crisis económica. En Canarias, el 2012 finalizó con 106.141 autónomos dados de alta, según datos de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). Esta cifra supone que el año pasado se cerró con 215 autónomos más que en 2011, es decir, que de un año a otro ha habido un crecimiento del 0,2%.

Perfil de autónomo

El perfil más común de estos nuevos empresarios corresponde, según destaca la Cámara de Comercio de Gran Canaria, a hombres, en el 59% de los casos, que tienen entre 25 y 35 años, en el 45,7% de las ocasiones. No obstante, el presidente de ATA en Canarias señala al colectivo de las mujeres y de los inmigrantes “como el que más ha ido creciendo con la aparición de nuevos autónomos”.

Respecto al nivel de estudios de las personas que deciden poner en marcha un negocio propio, el actual contexto económico ha roto con la tónica habitual. Si bien, en años anteriores la media de emprendedores tenía estudios secundarios, en 2012 la mayoría cuenta con alguna licenciatura (35%), según la Cámara grancanaria. Asimismo, el 46,7% de estos emprendedores lleva menos de un año en paro; el 20,4% entre uno y dos años; y el 6,7% más de dos años.

Las actividades profesionales científicas y técnicas (293 altas) y las sanitarias (239) son, junto al comercio (231), los sectores económicos en los que proliferó la aparición de autónomos durante 2012. Por el contrario, la mayor parte de las bajas del año pasado se concentraron en el sector de la construcción (895 bajas), los transportes (104), la industria (64) y la agricultura registró bajas (47).

En cuanto al nivel de cotización, “Canarias destaca por ser la comunidad donde el 95% de los autónomos cotizan la base mínima, alrededor de 250 euros, lo que luego repercute negativamente en su jubilación”, señalan desde ATA.

El presidente de ATA en las Islas aplaude la propuesta anunciada por el Ministerio de Empleo de crear una tarifa plana por la que los hombres emprendedores de menos de 30 años, y las mujeres de menos de 35, paguen una cotización de 50 euros durante los seis primeros meses de su actividad. “Un autónomo lo primero que hace es pagar y medidas proactivas como esta suavizan ese primer impacto y ayudan a no frenar el autoempleo. Este es un primer paso hacia la tan prometida Ley de Emprendeduría”, comentan.

Noticia procedente de laprovincia.es