autonoEl presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, ha insistido en la necesidad de acometer una reforma fiscal en España y rebajar los impuestos, pero ha precisado al respecto que “rebajar unos para subir otros” no es la “solución”. “Al final, no nos sirve de nada”, ha aseverado, al tiempo que ha reclamado una “verdadera rebaja fiscal para los ciudadanos”.

Y es que, a su juicio, el “problema” fiscal de nuestro país no es “cuánto y cómo” se recauda, sino “cuánto y el porqué de lo que se defrauda”. “En España hay un problema de fraude”, ha sentenciado el presidente de ATA, que rechaza que “unos expertos” achaquen “en medio folio” este problema a los 600.000 autónomos del país que tributan por módulos. “Esto es desconocer la realidad”, ha lamentado Amor, que considera que al planteamiento formulado le “sobra teoría y falta calle”.

Amor se ha expresado así en el foro que ATA celebra en Santander, donde también ha indicado que las pequeñas y medianas empresas del país necesitan un tratamiento fiscal “totalmente diferente” al de las grandes compañías, como las del Ibex 35, para las que, además, ha reclamado un “régimen sancionador” cuando incumplan los plazos marcados por ley para el pago a proveedores, ya que algunas “tardan cinco meses y luego presumen de ser socialmente responsables”.

El presidente de los autónomos también se ha referido a la situación de estos trabajadores en el conjunto del país y en Cantabria, donde ve “un cambio de tendencia”, toda vez que están creciendo las altas y se están reduciendo las bajas de afiliación, tanto a nivel nacional como regional.

REFORMA FISCAL

Durante la inauguración del foro, en la que también han intervenido el presidente regional, Ignacio Diego, y el alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, junto a la presidenta de ATA en Cantabria, Ana Cabrero, Lorenzo Amor se ha referido a la reforma fiscal, que ve “necesaria”, aunque ha criticado la propuesta realizada por el comité de expertos, basada en bajar los impuestos directos y subir los indirectos.

Rebajar los impuestos, ha puntualizado, no es “rebajar unos para subir otros”, y más en una economía, ha agregado, como la española, que depende en dos terceras partes del consumo interno. Por eso, el presidente de ATA aboga por una “verdadera rebaja fiscal” a los ciudadanos, para que aumente su poder adquisitivo, la demanda, el consumo y el empleo. Mientras esto no suceda, “el país no se va a recuperar”, ha avisado.

Además, tras recalcar que el 80% del tejido empresarial corresponde a autónomos y pequeñas empresas, de entre cuatro y seis trabajadores, ha rechazado que se achaque el problema del “fraude” a los 600.000 empleados por cuenta propia que tributan por módulos.

Después de reflexionar que rebajar las cotizaciones sociales cuatro puntos para el 80% del tejido empresarial supone un ahorro de “1.500 euros al año” mientras que subir el IVA al doble implica el “ahogo en económico y financiero”, Amor ha reclamado un tratamiento fiscal “totalmente diferente” para pequeñas empresas y autónomos.

MOROSIDAD PRIVADA

El presidente de ATA también se ha referido al “gran problema” del sector, que en su opinión es el “atasco” en la financiación para autónomos y pymes, pese a que “por primera vez” ha crecido el crédito nuevo, por lo que ha pedido que se habiliten mecanismos para solucionar esta situación.

En cuanto a la morosidad, ha valorado el esfuerzo realizado por algunas comunidades autónomas y la mayoría de las entidades locales para el pago a proveedores, ya que, por ejemplo, estas últimas han reducido el plazo medio de demora en 58 días. “Hoy, hablar de morosidad pública, es hablar de siete comunidades autónomas que no pagan bien y cien ayuntamientos”, ha apuntado Amor, que ha resaltado que Cantabria está “en el pelotón de las buenas pagadoras”.

Pero, frente a la mejora y reducción de la morosidad pública, surge el problema de la morosidad privada, donde cuanto mayor es el tamaño de la empresa, más tardan en pagar, ha asegurado. Así, algunas del IBEX 35 “tardan en pagar cinco meses”. “Y luego presumen de ser socialmente responsables”, ha reprochado el presidente de ATA, que reclama un régimen sancionador para las sociedades y entidades por ‘mala praxis’, por incumplir la ley en lo que a los plazos de pago establecidos se refiere.

CAMBIO DE TENDENCIA

En cuanto a la situación de los autónomos, el presidente de la asociación aprecia un “cambio de tendencia”, tanto en el conjunto del país, donde las altas están creciendo a un ritmo del 20% y las bajas se están reduciendo, de modo que hay 48.000 afiliados más, como en Cantabria, donde hay 85 trabajadores por cuenta propia más que hace un año. Además, en esta región las afiliaciones han crecido un 17% en los dos últimos meses, y las bajas han descendido “por primera vez desde la crisis” un 8%.

Aún así, cree que estos datos, junto con los del descenso del paro, no pueden servir de “autocomplacencia” ni llevan a pensar que “todo esta hecho”, sino que quedan “todavía muchas reformas por hacer” y “muchas asignaturas pendientes”, ha advertido.

Noticia procedente de madridpress.com