jovenOcho de cada diez jóvenes en paro carece de estudios superiores. El desempleo afecta en Canarias a un 70% de los menores de 25 años, es decir, a un total de 22.066 personas, según la última Encuesta de Población Activa (EPA). De esta cifra, 7.244 jóvenes tienen cursada solo la Primaria y 10.439 han finalizado sus estudios la Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Asimismo, solo uno de cada cinco de estos jóvenes canarios tiene estudios de Formación Profesional o universitarios.

Estas cifras vendrían a corroborar el objetivo del Gobierno de Mariano Rajoy en la Estrategia de emprendimiento y empleo joven (2013-2016) que presentó el martes a empresarios y sindicatos y con la que pretende devolver a las aulas a todos aquellos jóvenes que abandonaron los estudios en momentos de bonanza económica y ahora se ven atrapados en las colas del paro sin cualificación ni formación.

Buena parte del sector educativo y empresarial de las Islas coincide en que para luchar contra el desempleo juvenil la clave está en fortalecer el sistema de enseñanza. “La Formación Profesional de grado medio es el primer escalón donde se pueden formar los alumnos que han dejado el sistema educativo y necesitamos que se haga una gran inversión en ella para que sea de calidad contando, por ejemplo, con un profesorado especializado”, señala Esther García, directora del IES El Rincón.

El Programa de Cualificación Profesional Inicial orientado a la obtención del graduado en ESO (PCE) o a entrar en un curso de Formación Profesional (PCP) son algunas de las alternativas educativas que en determinados centros isleños se ofrecen a los jóvenes que en su día abandonaron los estudios y quieren finalizarlos. “Ya existen fórmulas para combatir la baja cualificación, lo que pasa que hay que fomentarlas para que lleguen a todos los centros porque demanda por parte del alumnado hay”, apunta García.

Canarias, con un 28%, es, junto a Andalucía y Extremadura, una de las comunidades donde el índice de abandono escolar es más alto. Un problema que, para García, se puede solucionar invirtiendo en apoyo escolar individualizado. “Eso ayudará a prevenir el posterior fracaso en los estudios”, señala.

El 30% de los menores de 25 años que no tiene empleo (6.357 personas) tampoco ha trabajado nunca y el 40% se puede considerar parado de larga duración, según datos de la Consejería de Empleo, Industria y Comercio del Gobierno autómico.

“El futuro es el autoempleo, hay que olvidarse de intentar conseguir una plaza de funcionario para tener un puesto asegurado porque éste, durante muchos años, va a escasear”, señala Juan Carlos Arricivita, presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) en Canarias.

Arricivita califica de “buenas” las medidas propuestas por el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, para fomentar la emprendeduría juvenil, “aunque llegan un poco tarde”. Dar bonificaciones a las contrataciones y reducir las cuotas de la Seguridad Social a los empresarios marcan la línea principal de este plan del Gobierno español. “Para que sean efectivas hace falta una dar formación empresarial a todo aquel que quiera convertirse en autónomo para que adquiera unos mínimos conocimientos contables, informáticos, de facturación… así no se montarán empresas que cierren en dos días”, apunta Arricivita.

Para el presidente de ATA en las Islas también es necesario que se establezca un marco de protección al empresario. “Protecciones que se aplican en otros países como no perder la vivienda o el coche si el proyecto sale mal”, comenta.

 

Noticia procedente de La Provincia.es