fotoUn servicio conjunto de la Policía Local de Arona y del Cuerpo Nacional de Policía permitió el precinto de un local comercial que era utilizado de forma ilegal como una pensión para alojar a turistas o residentes por un bajo precio (15 euros) por noche en el centro comercial American Shopping Center, en pleno centro de Playa de las Américas.

La intervención de los agentes de la Unidad de Prevención Policial (UPP) y de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) se llevó a cabo en la tarde-noche del pasado viernes.

Las fuerzas de seguridad detectaron que el inmueble se había convertido en un establecimiento alojativo, para lo que se habían creado divisiones horizontales con madera, según una de las fuentes consultadas por EL DÍA en la jornada de ayer.

En el local, que supuestamente carece de licencia, se habían creado siete habitaciones, cuyos moradores compartían un baño y una cocina.

Debido a las limitaciones del espacio, los habitáculos estaban divididos en dos plantas y en la baja existían cuatro habitaciones y el referido baño.

La mencionada pensión supuestamente fue precintada por agentes locales y del Cuerpo Nacional de Policía porque carecía de los elementos básicos de seguridad y salubridad requeridos para un establecimiento alojativo de estas características.

Además, el hecho de que las divisiones horizontales se hayan hecho con madera es un factor de riesgo en caso de que se produzca cualquier conato.

Dicha circunstancia, unida a la existencia de una cocinilla o de algún descuido de un fumador, llevaron a los agentes al precinto de las dependencias.

Al parecer, la mayoría de las personas a las que ha estado dirigida esta pensión son ciudadanos de origen italiano. De hecho, el mencionado “negocio” ha estado administrado por un ciudadano italiano, según las averiguaciones efectuadas por los agentes de los mencionados grupos operativos de la Policía Local de Arona y del Cuerpo Nacional de Policía. Los funcionarios que accedieron al citado local comprobaron que las normas obligatorias para alojarse en la “pensión” estaban escritas en un papel en la entrada de la misma.

Al parecer, a aquellos que querían lavar su ropa se les cobraba unos seis euros por la utilización de la lavadora. El precio por cada noche era de 15 euros. Uno de los requisitos para dormir en la misma era realizar un ingreso previo en una cuenta bancaria y, después, con el comprobante de ese pago, se tenía derecho a una llave de una de las habitaciones en el American Shopping Center, que es un centro comercial con más de 30 años de historia que está situado junto a la céntrica avenida Rafael Puig Llivina, una de las principales arterias de Las Américas, y al hotel Las Palmeras.

Diversas actas por tenencia de droga

Agentes de la Unidad de Prevención y Reacción y de la Unidad de Prevención Policial (UPP) de Arona levantaron diversas denuncias por tenencia y consumo de sustancias estupefacientes a personas que se hallaban en el interior del centro comercial Shopping Center. Dos locales comerciales más fueron precintados temporalmente por carecer de licencia para la actividad que realizaban en dicho centro comercial.

Noticia procedente de El Dia.es