El paro registrado bajó en 59.094 personas en diciembre respecto al mes anterior. Así, la cifra total de desempleados a cierre de 2012 se situó en 4.848.723, 426.364 personas más respecto a 2011. Por su parte, la Seguridad Social ha perdido en 2012 en 787.240 afiliados de media, hasta los 16.442.681.

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, celebra la bajada del paro en diciembre y la interpreta como que “algo positivo” se está moviendo en la economía española. Sostiene que la reforma laboral está detrás de la evolución del paro y también ha admitido la posibilidad de que haya aflorado empleo sumergido.
UGT ha afirmado que el Gobierno “ve avances donde no los hay” porque la de 2012 ha sido la tercera subida más elevada del paro desde que comenzó la crisis, tras las de los años 2008 y 2009. Reitera que la reforma laboral ni crea empleo ni frena su destrucción. Lo que sí ha conseguido es provocar una mayor desigualdad en el mercado de trabajo, con más trabajadores en condiciones precarias y con menores garantías laborales.
CC.OO. señala que el paro “no ha tocado fondo” pese al descenso de diciembre, que se debe únicamente a razones “estacionales”, -en términos anuales aumenta en más de 426.000 personas-. Apunta que las medidas adoptadas por el Gobierno “no están contribuyendo a la recuperación de la economía y del empleo”, pues se siguen haciendo recortes y no se toman medidas de estímulo.
La Unión Sindical Obrera (USO) considera que el descenso del paro en diciembre es “propio” de la temporada navideña y que no supone un cambio de tendencia. El secretario general confederal, Julio Salazar, ha remarcado que la caída “tan solo es un paño caliente en un desalentador panorama de prolongado deterioro del empleo”. Por ello, cree que urge incentivar la economía productiva. Califica 2012 como un “mal año” para el empleo, ya que se destruyeron 850.000 puestos de trabajo.

El PP destaca que se frena la destrucción de empleo
La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, celebra el descenso del paro en diciembre, si bien advierte a los ciudadanos de que no caigan en el “engaño”, ya que el dato global de 2012, con un aumento del 9,6%, es “malísimo” y refleja la política “errónea” del Gobierno. En su opinión, es “imprescindible” que el Gobierno modifique su actual política económica, porque “abaratar el despido en un momento de recesión sólo trae más paro”.
José Antonio García Rubio, el secretario de Economía y Trabajo de Izquierda Unida (IU), cree que “hay que felicitarse” por el descenso “coyuntural” del paro, que achaca a la campaña navideña. Sin embargo, avisa de que “no se puede caer en ninguna trampa”, puesto que la caída de la afiliación a la Seguridad Social en más de 88.000 personas muestra que se sigue destruyendo empleo.
Rosa Díez, la portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), subraya que “solo un irresponsable, un avestruz o alguien empeñado en esperar a que escampe solo porque él está bien resguardado puede hablar de datos positivos por la bajada del paro”. En un comunicado, Díez ha advertido de que la reducción del número de cotizantes a la Seguridad Social “es la imagen del daño estructural de la crisis”.
Las organizaciones patronales, CEOE y Cepyme, valoran la bajada de paro registrado en diciembre aunque recuerdan que es un mes generalmente bueno para el empleo por la época navideña. Señalan asimismo que en términos interanuales la afiliación a la Seguridad Social ha disminuido en 787.240 personas, “uno de los peores datos registrados en todo el período de crisis económica”. Por todo ello, insisten en “la necesidad de contar con las empresas en la salida de la crisis”. Así, reclaman medidas que permitan “recuperar la confianza, aumentar la competitividad empresarial, estimular la actividad económica y mejorar el marco sociolaboral”.
Las organizaciones de autónomos ATA, UPTA y Uatae han expresado su preocupación por el descenso en más de 47.000 cotizantes en 2012 del Régimen de Autónomos de la Seguridad Social (RETA) y han hecho hincapié en la importancia de mantener y fomentar el trabajo autónomo para salir de la crisis. ATA ha denunciado que cada día de 2012 se registraron en España 1.100 parados más y 129 autónomos menos, cifras que, en opinión de su presidente, Lorenzo Amor, reflejan la “grave situación” económica y de deterioro del tejido productivo en el último año. Según UPTA, desde abril de 2008 hasta la fecha se han perdido 381.703 autónomos.
La Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (Agett) califica de “contradictorios y agridulces” los datos de paro y afiliación de diciembre. Valora el descenso del desempleo en más de 59.000 personas, pero destaca que la caída de la afiliación ha dejado el número de ocupados en niveles “claramente inferiores a los de hace una década”.